<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d29184200\x26blogName\x3dSabemos+poco\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://sabemospoco.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_CL\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sabemospoco.blogspot.com/\x26vt\x3d622355689915935082', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Sabemos poco

Mis Sentidas palabras
viernes, junio 23, 2006

(Reflexiones)
Llegará el día en que nuestras sabanas se abrirán de manera que nuestra mente caiga con ella, llena de pensamiento e ideales. Un hombre una vez me dijo…”no creas en la política, sólo ten ideales…Yo creí mucho tiempo en ella.”. Luego de eso decidí explorar nuevos continentes y volver a creer que el mundo era plano, me pregunté ¿por qué no crear tus propios ideales? Luego de esa pregunta decidí tomar una pócima de música pop para hacer funcionar las neuronas. Comencé escuchando Tronic y termine cantando RBD (grupo mexicano) Y alguien me dijo que había caído bajo. Ese fue otro comentario que marcó en mi vida adolescente-adulta. Luego me dispuse a escribir un libro, comencé por lo más complejo…Leí a Julio Cortázar y termine leyendo Hernán Rivera Letelier. Sólo pude escribir cuatro líneas, que por lo cierto estaban completamente llenas de inspiración.
Eso no me bastaba, aún sentía en mí un vacío en el cual sólo yo y mis pensamientos eran concientes de una patética realidad. Llena de ilusiones decidí descansar de tanta lucha incesante.
Llegué a mi casa pensando en contestarle a ese hombre, que la política para mi, no existía…me acosté y deje caer mis pensamiento e ideales bajo las sabanas blanca de mi inocencia.


¿Podemos resignarnos después de ser constante a nuestras peticiones?
¿Podemos creer en la vida?

posted by sabemospoco @ 10:36 p. m.,




1 Comments:

At 3:48 a. m., Anonymous no sé said...

Me parecen profundas tus reflexiones y me hacen poner en duda las convicciones que tengo, no lo niego.

Podemos creer en la vida que creamos y eso vida tiene que ser la mejor que tenemos y tendremos.
Una vida libre de abusos, alejada de la explotación y libre de crueldad.

Yo creo en esa vida, que como vida es sana mentalmente.

 

Publicar un comentario

<< Home